La dulce envenenadora - Arto Paasilinna


La dulce envenenadoraCon sus mágicas dosis de humorismo y de inventiva genial, las pociones de Paasilinna son siempre irresistibles y felizmente intoxicantes. En el jardín de una casita roja, en la quieta campiña de los alrededores de Helsinki, una viejecita grácil está regando su césped de violetas. Pero el idilio sólo es aparente: la vida tra nquila de Linnea Ravaska, octogenaria viuda de un coronel, es emponzoñada por una banda de malhechores que llega regularmente cada mes a la capital para arrebatarle su escasa pensión. La guerra y la venganza del trío infernal podrían convertirse en una pesadilla digna de La naranja mecánica, la novela de Burgess que Kubrick llevó al cine, si Paasilinna no prefiriese la vía de la farsa, el divertimento y la paradoja para expresar sus críticas a una sociedad cuyos males, hipocresías y problemas observa con toda lucidez. Mientras que la brutalidad de La naranja mecánica se convertirá en un alegre Arsénico por compasión con unos pellizcos de Kaurismäki: con sus mágicas dosis de humorismo y de inventiva genial, las pociones de Paasilinna son siempre irresistibles y felizmente intoxicantes.

Uploaded

Filemonkey

Yataki

Compartir