La felicidad se conquista - Lola Vílchez


coverA lo largo de la vida se toman innumerables decisiones, un incalculable número de elecciones que nos vemos obligados a hacer de forma permanente entre las diferentes posibilidades que se presentan ante nosotros. Básicamente, estas decisiones son de dos tipos: las importantes y las que no lo son. Las primeras determinan nuestro futuro en el mismo instante de la elección. Las otras, la gran mayoría, son insignificantes y sin ninguna relevancia en el momento de escoger, lo hacemos de manera instintiva y sin dar demasiada importancia a la cuestión.

Sin embargo, es la suma de todas ellas la que configura la ruta de nuestra existencia, como si de un mapa de carreteras se tratase. Un incierto y enigmático mapa que se dibuja cada día, cada segundo de nuestro tiempo; con paradas y desvíos, largas o cortas las unas, intrincados o sencillos los otros. Y así hasta llegar al final del trayecto, que no siempre termina en el punto de destino que habíamos imaginado.

Paula Santaella tomó una decisión de las insignificantes: decidió no acudir al estreno de una película y quedarse trabajando. Al hacerlo, escogió el desvío que la llevaría hasta la felicidad.

Inteligente, preparada, sobria en las formas y en el atuendo, dura en la negociación y trabajadora incansable, la Srta. Santaella era la ejecutiva seria y eficiente que cualquier empresario desearía tener en plantilla. Divertida, coqueta y soñadora fuera del entorno laboral, con amigos y una vida al margen del ámbito elitista de su trabajo, Paula quiso hacer posible lo imposible. Su fantasía intervino y tomó el control de sus acciones; en ese intento, los dos mundos entre los que transitaba chocaron con violencia.

Gran empresario, brillante, organizado, de pocas palabras, seguro de sí mismo y con una vida dedicada por completo a los negocios, Robert Anderson también tomó una decisión. En este caso de las importantes, planificada con detalle y sabiendo de antemano que su futuro cambiaría drásticamente. No obstante, en la ruta que trazó con precisión se encontraba un desvío que lo llevaba a un punto de destino inesperado.

Acompañados en el recorrido de tan extraño itinerario por una suerte de personajes curiosos que dejan su impronta en cada página, la historia de Robert y Paula, de sus éxitos y fracasos, de propósitos calculados, de decisiones acertadas y de locuras que no lo son tanto, nos llega en forma de regalo, envuelta en papel azul con estrellas y un gran lazo dorado…

uploaded

oboom

Aretha

Compartir