Pan, Educación, Libertad - Markaris Petros


hzooPan, educación, libertad, de Petros Márkaris, autor de otras obras de narrativa policiaca como Con el agua al cuello o Noticias de la noche, es la novela que cierra la Trilogía de la Crisis y cuyo trágico escenario es una Grecia declarada en quiebra y fuera del euro. Esta trilogía narra, utilizando el género policiaco como vehículo narrativo, la actual crisis económica en Grecia y en Europa. Pan, educación, libertad está llena de ejemplos cotidianos sobre cómo afecta la crisis a los ciudadanos en su día a día. Además, plantea un hipotético e interesante escenario muy de actualidad en el que tanto Grecia como España dejarían de utilizar el euro como moneda común y volverían al dracma y a la peseta respectivamente y revive también un periodo histórico tan importante y todavía poco conocido en España como fue la Dictadura de los Coroneles en Grecia. Petro Márkaris se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes referentes europeos de la novela policiaca. Día 1 de enero de 2014: Grecia está en bancarrota y regresa al dracma. También en España vuelven las pesetas. Por esas fechas, Jaritos y su familia empiezan a apretarse el cinturón: no van a ingresarle la nómina durante tres meses. La paralización económica y el empobrecimiento del país traen consigo un aumento de la solidaridad hacia los desfavorecidos, pero también, peligrosamente, de los movimientos neonazis. Así las cosas, aparece asesinado un rico contratista de obras. Es un hombre ya maduro que había participado en los “Hechos de la Politécnica”, en 1973, cuando los estudiantes se rebelaron contra la dictadura de los Coroneles. Junto al cadáver, un teléfono móvil emite el lema que los estudiantes voceaban: «Pan, educación, libertad». ¿Ha regresado el país a aquellos negros tiempos? ¿Siguen siendo válidas las consignas y reivindicaciones de aquellos antiguos estudiantes? ¿O algo más se esconde detrás de ese asesinato? La aparición de un segundo cadáver quizá ayude a Jaritos y a su diezmado grupo de agentes de policía.

Uploaded

Cloudzer

Yataki

Compartir